Nuestra web usa cookies para realizar análisis de uso y de medición con el fin mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información aquí.
Aceptar

Cita previa Hospital Veterinario El Bosque.Cita Previa: 91 616 74 85

Urgencias Veterinarias 24H:   

Laserterapia
SERVICIOS

Volver al listado de Veterinarios de Hospital El Bosque.
Hospitalizacion de animales en Madrid.

LASER TERAPÉUTICO
INTRODUCCIÓN
Técnica que consiste en aplicar al organismo energía  luminosa para facilitar y estimular su actividad bioquímica celular.
La palabra “laser” es un acrónimo, procedente del inglés, que recoge las siguientes palabras:

  • IGHT
  • A MPLIFICATION by
  • S TIMULATED
  • E MISSION of
  • ADIATION

Es decir: “Luz amplificada estimulada por emisión de radiación”.

CARACTERÍSTICAS Y EFECTOS:
La luz láser es una luz monocromática y coherente que se desplaza con una longitud de onda determinada, medida en nm. Para la utilización laser terapéutica, esta longitud de onda oscilará entre 660-970 nm.

Estas longitudes de onda son absorbidas por los cromóforos del cuerpo (Hb, agua, Cu...) determinando así sus efectos: aumento de la circulación local, oxigenación celular más eficiente y mejor metabolismo celular.

IDENTIFICACIÓN DE OBJETIVOS
Lo más importante a tener en cuenta es que la célula, y el cuerpo como un todo, está compuesta por más de un 80% de agua. La variación de cantidad de agua entre los diferentes tipos celulares, a excepción de las células óseas, es insignificante, por lo que en términos generales, la laserterapia es no selectiva en cuanto a celularidad.
Sin embargo, las células contienen algunos elementos que pueden actuar como “agente de contraste” contra el agua, dos ejemplos de especial relevancia son el hierro y el cobre.
Estos dos elementos forman parte del núcleo de los dos fotorreceptores más importantes del cuerpo: la hemoglobina y la citocromo C oxidasa. Estos complejos son los principales absorbentes de luz de los tejidos en mamíferos, con un rango infrarrojo cercano al espectro electromagnético.

De manera in vitro, se han realizado múltiples estudios para estos objetivos (Hb, CitC), determinando los espectros de acción sobre ellos y correlacionándolo con el estado biológico de estos complejos y la acción del láser sobre los mismos.

ACCIÓN METABÓLICA
Los espectros de acción nos indican en qué lugar del espectro y qué tasa de radiación laser es absorbida por estos cromóforos, pero es necesario que comprendamos la biología de la célula para comprender la cadena de acontecimientos que se sucederán y finalizarán en un resultado terapéutico que beneficiará a nuestro paciente.

El  principal objetivo es la estimulación de la célula para fomentar que lleve a cabo sus funciones naturales, pero a una mayor velocidad. Es prácticamente imposible dirigirse únicamente a una enzima específica con esta terapia; por el contrario incrementamos el metabolismo actuando sobre la cadena respiratoria (mitocondria), mejorando así la totalidad de los procesos metabólicos celulares.

La hemoglobina y el CitC oxidasa están involucrados en el metabolismo celular y su papel en la cadena respiratoria celular es imprescindible, por lo que al estimularlos como cromóforos, estimulamos la célula a nivel global.

La hemoglobina forma el núcleo de los glóbulos rojos, encargados del transporte de oxígeno a las células. Cuando este llega a la célula, debe estar desoxigenada o reducida. El oxígeno se hace pasar a través de las membranas celulares, llegando finalmente a la mitocondria, donde es procesada por una serie de enzimas, siendo la última de las mismas la Cit-C oxidasa. En este punto el oxígeno se reduce de nuevo pasando a formar agua. Este estímulo es el realizado por la ATP-sintetasa para crear ATP, es decir, energía.  Del mismo modo, se acelenra el proceso de eliminación de los detritus celulares.
En la aceleración de estos procesos reside gran parte del fundamento de la terapia láser.

FUNCIONALIDAD CLÍNICA
Circulación
La primera premisa para lograr una terapia láser eficaz, es aumentar la cantidad de oxígeno disponible para cada célula. Conseguimos este objetivo aumentando la circulación sanguínea, pues son los glóbulos rojos los encargados de transportar oxígeno a las células. Podríamos aumentarlo elevando la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal, pero esto no entra dentro del concepto de laserterapia; para conseguir gradientes de temperatura a nivel local, es decir, diferencias de temperatura a nivel molecular, que crean potenciales que permiten fluir las células sanguíneas.

Efectos en los tejidos:
Los efectos terapéuticos del laser se traducen en: analgesia, mejoría de todas las fases de cicatrización, reparación de heridas y problemas mucocutáneos, efecto antiinflamatorio, reducción de edema, mejora de osteogénesis y de la funcionalidad nerviosa.
Screenshot_2015-11-30-09-51-06-01.jpegA nivel fisiológico, observamos migración de fibroblastos y aumento de la formación de colágeno, más del tipo I que del tipo III, por lo que mejora la cicatrización. Se aumentan los procesos de angiogénesis, la motilidad de los queratinocitos y la actividad de los macrófagos.
La capacidad antiinflamatoria de este tratamiento se ve potenciada por una serie de factores que desencadena, como son el aumento del drenaje linfático y la actividad de los macrófagos, y la disminución de mediadores antiinflamatorios asi como la hipoxia tisular.
En lo referente al efecto analgésico, la vasodilatación adquiere un papel fundamental, activando el drenaje  linfático que disminuye el edema y la inflamación, y por consiguiente, el dolor. Estimula la liberación de endorfinas, encefalinas y serotonina asi como mejora la funcionalidad nerviosa, aumentanto el umbral del dolor.

Importancia de la dosis y potencia:
El cálculo de la dosis terapéutica es fundamental para conseguir los resultados deseados con el tratamiento. Dependerá de la profundidad y cronicidad del proceso, pudiendo  ser necesarias dosis de X a 20 J/cm2.
Deberá repartirse la dosis por toda la zona afectada a tratar, y en el caso de las heridas, incluir una zona de 2-5 cm alrededor.
Para entregar esa dosis a la profundidad deseada y en un tiempo razonable debemos tener en cuenta la potencia. En este caso disponemos de un equipo laser de CLASE 4; esto significa que tiene una potencia media de 0'5W, que nos permite aplicar laser de manera terapéutica sin lesionar el tejido. Para tratar tejidos profundos necesitaremos aplicar más potencia.

  • Dosis (J/cm2):
    • Heridas agudas: 1-3
    • Heridas crónicas: 4-20
    • Dolor profundo agudo: 3-6
    • Dolor profundo crónico: 6-12
  • Potencia: (W)
    • Piel y mucosas: 1-3
    • Carpo - tarso: 3-6
    • Hombro: 4-7
    • Rodilla: 3-6
    • Cadera - columna: 6-15
  • Frecuencia (Hz)
    • CW: analgesia, actividad inicial, vasodilatación.
    • 2-100 Hz: hueso, cartílago.
    • 500 - 5000 Hz: tejido blando, sinovial y músculos.

 

Para la aplicación de estas frecuencias de trabajo, el equipo de láser terapéutico dispone de dos modos de trabajo: continuo y pulsado.

El modo continuo se traduce en una mayor dilatación vascular, pero conlleva un riesgo de saturación térmica de la superficie. El efecto obtenido, es mesetario.
El modo pulsado, penetra más profundamente sin calentar tejidos superficiales y nos permite tratar zonas más profundas.

Frecuencia de tratamiento agudo vs crónico:

  • Casos agudos: menos dosis, más frecuencia, responden antes.
  • Casos crónicos: más dosis, menos frecuencia, más tiempo en responder.

Protocolo de tratamiento heridas/musculoesquelético:

  • Incisiones quirúrgicas:
    • 1º tratamiento inmediato (salvo sangrado activo)
    • 2º en revisión 24-48h
    • 3º a los 5-7 días
    • Retirada de puntos.
  • Heridas agudas:
    • Una vez al día durante 2-3 días
    • Una vez cada dos dias cada 2-3 días
    • Una vez cada 48-72h hasta resolución.
  • Heridas crónicas:
    • Una vez al día durante 2-3 días
    • Una vez cada dos días
    • Una vez cada tres días en función de evolución.
  • Problemas musculoesqueléticos agudos:
    • Una o dos veces al día durante 2-3 días
    • Una o dos veces al cada dos dias
    • Una vez al día cada 2-3 días hasta resolución
  • Problemas musculoesqueléticos crónicos:
    • Cada 48h hasta efecto.

- Tratamientos y aplicaciones:

  • Cabeza:
    • Rinitis
    • Sinusitis
    • Otitis
    • Hematomas
  • Boca:
    • Exodoncias
    • Gingivitis
    • Periodontitis
    • Gingivoestomatitis felina
  • Cervical
    • Traqueobronquitis
    • Infecciosa
    • Discopatía
  • Lomo:
    • Espondilosis
    • Discopatías
  • Cadera:
    • Displasia de cadera
    • Dolor crónico
    • Cojera
  • Miembro anterior:
    • Granulomas por lamido
    • Pododermatitis
    • Artritis
    • Fracturas
    • Distensión de ligamentos
    • Traumatismos
    • Complejo granuloma eosinofílico
    • Mordeduras y picaduras
    • Bursitis
    • Tendinitis
  • Abdomen:
    • Cistitis
    • Enfermedad inflamatoria intestinal
    • Asma felino
  • Miembro posterior:
    • Artritis
    • Tendinitis
    • Rotura parcial de ligamento cruzado anterior
  • Perianal/cola:
    • Saculitis anal
    • Traumatismo
    • Fractura coccigea
  • Dermatitis:
    • Dermatomiositis
    • Dermatitis
    • Heridas quirúrgicas y no quirúrgicas.
    • Heridas infectadas y crónicas.
  • Rodilla:
    • Artritis
    • Tendinitis
    • Rotura parcial LCA
  • Tarso/carpo:
    • Traumatismos
    • Desgarros del calcáneo
  • Medicina interna:
    • Cistitis
    • Enfermedad inflamatoria intestinal
    • Asma felino

CONTRAINDICACIONES:
La utilización del láser terapéutico está indicado para una inmensa mayoría de situaciones, a excepción de: aplicación del láser directamente en los ojos, puede causar daños irreversibles. También está contraindicada su utilización directa sobre neoplasias y  hemorragias activas, articulaciones infiltradas los últimos 15 días con AINEs y pacientes tratados con medicacion fotosensibilizante. Así mismo se desaconseja su utilización sobre el útero de hembras gestantes y tener especial cuidado en pacientes epilépticos, evitando que estos vean la luz durante el tratamiento.

SEGURIDAD:
El láser infrarrojo es invisible para el ojo humano, el haz de luz roja que vemos durante la utilización del equipo sólo es indicativo, nos indica la zona tratada, pero no es luz laser. Al ser invisible no produce reflejo de cierre pupilar, y en el caso de sufrir exposición directa, el cristalino concentraría el haz de luz en un punto de la córnea, lo cual produciría graves daños oculares. Por ese motivo, es necesaria la utilización de anteojos de protección, con lentes específicas para bloquear las longitudes de onda del aparato. También es necesario proteger a nuestros pacientes, ya sea con las gafas especiales para can o bien con las manos o paños oscuros.

LASER QUIRÚRGICO

DENSIDAD DE POTENCIA:
La identificación laser viene definida por los diferentes tipos de compuestos moléculas, átomos o el tipo de material cerrado dentro de la cámara de resonanciaEl material empleado para la emisión láser, a menudo, le da nombre al propio equipo; por ejemplo el láser de CO2. Es posible obtener láser tanto de medios líquidos como de sólidos y gases, siempre que su estructura atómica sea la apropiada y sea capaz de producir repetidamente fotones.
Conocemos los diferentes tipos de láseres en función de su longitud de onda en nanómetros (nm), micrones (um) o milímetros.

Todos los láseres, incluyendo el láser médicos, se les conoce en términos de su
longitud de onda en nanómetros (nm), micrones (um), o en milímetros (mm), ocupando todos ellos una parte relativamente pequeña de la totalidad del espectro electromagnético. En la mayoría de los casos los requerimientos energéticos para la salida de fotones son superiores a la energía láser utilizable, pero en ciertos casos es lo suficientemente eficaz como para permitir la producción de láser aplicable sobre materiales o tejidos.

En la actualidad existen un número importante de longitudes de onda disponibles para el uso veterinario, y mucho de los nuevos dispositivos nos permiten emitir fotones en la longitud de onda, frecuencia y amplitud exacta, para que coincida con el objetivo y así lograr una absorción selectiva de energía.  También es posible mejorar, alterar o modificar las longitudes de onda.

EFECTOS BÁSICOS DE ENERGÍA RADIANTE EN EL TEJIDO
El láser quirúrgico vaporiza o corta el tejido si utilizamos la densidad de potencia adecuada y dirigimos el haz de manera perpendicular al tejido, ofreciendo una elevada precisión quirúrgica. Si lo utilizamos por debajo de este umbral, a una potencia menor, podemos obtener otros efectos tales como: coagulación, contracción del colágeno, desnaturalización de la proteína y calentamiento de los tejidos; por lo que un cirujano láser debe comprender el significado de “densidad de potencia” y como su variación puede producir todos estos efectos diferentes.
La composición del tejido diana así como la longitud de onda del láser determina cómo reacciona el tejido sobre la iluminación. La luz láser puede ser reflejada, refractada, transmitida, absorbida o dispersada y se convierte en otras formas de energía cuando es absorbida por el tejido diana. En orden creciente de magnitud energética, la interacción láser-tejido puede clasificarse como fotoquímica, fototérmica o fotoplasmolítico, dependiendo
de si la energía láser absorbida se convierte en química, térmica, o acústico-mecánica.

  • Las reacciones fotoquímicas se producen cuando la luz del láser es absorbida y convertida en energía química. Esta energía da como resultado la destrucción o alteración del tejido.
  • Las reacciones de fototermólisis se producen cuando la energía de la luz láser se convierte en calor en el tejido diana, aumentando la temperatura de este rápidamente. Agua, hemoglobina, melanina y algunas proteínas del tejido diana absorben la luz láser calentando la célula. A medida que el tejido se calienta, la hipertermia puede:
      • Constreñir o destruir los vasos (42-60ºC).
      • Coagulación, desnaturalización de proteínas, daño irreversible a los tejidos, deshidratación a nivel celular. (60-100ºC)
      • Vaporización por ebullición del agua intracelular, carbonización. (100ºC)

 

FUNDAMENTOS DE INTERACCION LÁSER-TEJIDOS
Cuatro interacciones básicas pueden tener lugar cuando la energía láser interactúa con un material o tejido diana: reflexión, dispersión, transmisión o absorción.

Los efectos térmicos positivos, producidos por la absorción de la energía láser, pueden proporcionar vaporización localizada, con un insignificante grado de hipertermia, coagulación y necrosis; sin embargo la reflexión, dispersión y la transmisión pueden provocar efectos no controlados en el tejido diana así como en tejidos o estructuras adyacentes.
Cuando la energía láser interactúa con el tejido por encima del umbral de vaporización, el efecto fototérmico produce en el lugar de impacto un “cráter de vaporización”, vaporizándose el tejido de esa región y dispersándose en partículas de tejido y vapor de agua. Dos regiones rodean este “cráter”. La más cercana es un área de coagulación celular y necrosis y la adyacente a esta es un área de edema celular, sin evidencia de alteración celular o desnaturalización de colágeno.

La relajación térmica en esta región es suficiente para evitar una rápida desecación o contractura del colágeno, permitiendo que la función e integridad de la membrana celular.
El objetivo final es que el tejido diana pueda absorber la energía láser controlando adecuadamente la reflexión, dispersión y transmisión. Por otro lado, la reflexión de la energía laser puede reflejarse fuera de la superficie de interacción, transmitirse a través de los tejidos a diferentes profundidades y experimentar refracción cuando la luz pasa de un medio a otro.

  • Reflexión

La luz laser va a reflejar en distintos grados sobre las superficies biológicas, en función del tejido y la longitud de onda. Un parámetro básico de reflexión es la reflectancia o relación de la intensidad de la luz reflejada con respecto a la luz incidente. Es deseable una reflectacina mayor del 97%. Esta reflectancia del tejido biológico se basa en la eficiencia del poder de conservación de densidad en la superficie y depende de la longitud de onda. La luz láser se refleja además de en la piel, en los eritrocitos, tejido cerebral, cartílago, músculo e hígado  de manera significativa.

  • Dispersión y transmisión

Son dos problemas adicionales que pueden ocurrir durante la interacción láser-tejido. El propio tejido puede dispersar la luz, que rebota a otros lugares donde puede ser absorbida. Esto puede afectar negativamente al rejido circundante.
La luz láser se transmite a través del tejido en la medida en la que no haya sido reflejada, dispersada, absorbida o refractada.

  • Absorción

Es un proceso clave para la interacción láser-tejido. Cuando los fotones entran en el tejido, los que no se reflejan, dispersan o transmiten, son absorbidos. Maximizar el efecto de absorción y minimizar otros efectos, produce el mejor resultado clínico. La energía fotónica es transferida a otras moléculas o grupos de átomos dentro del tejido, que a continuación se verán alterados o vaporizados. Una vez esta energía es absorbida, transfiere su energía potencial al tejido diana, induciendo así un cambio en ese tejido. Aquí reside la clave, en la producción de cambios en los tejidos. De entre todos los cambios que se pueden producir, sólo la conversión de energía radiante en cinética, es útil.
A medida que el tejido absorbe la energía del láser  no irá disminuyendo exponencialmente la energía a medida que penetre en el tejido. Un haz láser pierde una fracción constante de su intensidad por unidad de distancia. Este fenómeno se llama atenuación y es extremadamente importante tenerlo en cuenta.
La absorción de la luz depende fuertemente de las características físicas del tejido y de los componentes de este tejido que absorben la luz (agua, hemoglobina…).

El agua es la sustancia más abundante en los tejidos y se trata d un fuerte absorbente de la luz a longitudes de onda cercanas al infrarrojo y al ultravioleta, pero alcanza su mayor absorción a longitudes de onda de infrarrojo medio. El láser de CO2 a 10.600nm tiene una alta absorción.

Los pigmentos del tejido son también parte fundamental en la absorción de luz. La melanina, hemoglobina y oxihemoglobina son los más importantes, pero la bilirrubina y la xantofila también juegan un importante papel. La melanina es el pigmento que más luz absorbe en el rango visible e infrarrojo cercano; la hemoglobina y la oxihemoglobina también lo son, pero no tan buenos como la melanina.

SELECCIÓN LASER:
A la hora de llevar a cabo una intervención quirúrgica con láser, el cirujano debe planificar cuidadosamente el procedimiento. La elección del láser debe realizarse en función del propósito quirúrgico o de las características del tejido; del mismo modo, el cirujano debe decidir si el procedimiento requiere corte, ablación o coagulación. El tejido no pigmentado se comportará de manera diferente al pijmentado asi como el tejido graso o el hidratado reaccionarán de manera diferente  que el hueso o el desecado cuando utilicemos un láser de CO2.

Es fundamental para el clínico comprender dónde y cómo se disipan los subproductos resultantes, asociamos, por norma general, el láser con la producción de calor. Esta transferencia térmica puede alterar el tejido diana o vaporizarlo; por lo que debemos tener presente que cuando los fotones son absorbidos, la estructura o tejido que los absorbe debe deshacerse de esta energía de alguna manera, y esta será la que provoque los diferentes efectos biológicos sobre el tejido.

La absorción es el fenómeno físico clave. El agua es el componente principal y mayoritario y representa entre el 87-92% del pigmento objetivo de un láser de CO2.  La hemoglobina tiene una tasa de absorción muy alta en el violeta y azul/verde del espectro visible y declina en la roja. Por esta razón si utilizamos un láser de argón, que emite luz azul/verde, es ideal para lesiones vasculares.
Algunos láseres como el neodimio-YAG y el diodo, producen energía muy mal absorbida por la hemoglobina y otros pigmentos del cuerpo.

TIPOS:
El medio emisor del láser puede ser gas, líquido, cristal sólido o diodo:

  • Láseres de gas: CO2, longitud de onda de 10.600 nm
  • Láseres líquidos: colorante rodamina. de 100-1000 nm
  • Láseres cristal sólido: láser de Ytridium-aluminio-granate: neodimio. 1064nm
  • Láser de diodo: no produce luz, pero emite luz cuando una corriente eléctrica pasa a través de un chip. De 590-980nm.

Muchos tipos de láseres biomédicos se utilizan en veterinaria. Medio emisor del láser, longitud de onda, frecuencia y determinar la absorción de cada laser en cada  tejido biológico acaban por decantar el uso de uno u otro.

  • CO2 (10.600nm): son muy aborbidos por el agua, lo que lo convierte en idóneo para el corte de tejidos y vaporización. Debido a esta afinidad por el agua, la lesión térmica al tejido circundante es muy supercifial. Tienen una lesión térmica lateral de 0’05-0’1mm.

Ventajas del Láser CO2:

  • Actúa selectivamente sobre la lesión, produciendo un daño mínimo sobre los tejidos adyacentes, por lo que son muy limitados sus efectos secundarios.
  • Menor inflamación de la zona a tratar.
  • Reducción drástica del dolor postoperatorio.
  • Evita manipulación de tejidos circundantes debido a su pequeño tamaño.
  • Reducción de los costes quirúrgicos debido a:
  • Reducción del tiempo de estancia hospitalaria a causa de la menor pérdida de fluidos y menor uso de anestesia.
  • Disminución del tiempo de convalecencia, mejor cicatrización.

 

Volver al listado de Veterinarios de Hospital El Bosque.

Nuestros Veterinarios atienden a animales, criaderos y núcleos zoológicos en TODA ESPAÑA.
En la Comunidad de Madrid nos desplazamos para atender tu mascota a:

 
Aviso Legal